jueves, 13 de enero de 2011

Cambio de planes

     Era la primera vez que me aventuraba a volar solo. Había practicado cientos de veces y todo me salía a la perfección. Coger carrerilla, extender las alas, recoger las patitas, estirar las antenas… Sólo me preocupaba el aterrizaje, porque se sabe cómo despegas, pero no dónde pueden llevarte las corrientes de aire. Aún así, estaba cansado de ensayar y por fin me decidí a emprender el vuelo.
    De no ser por aquella araña, todo habría ido a la perfección. Y aquí estoy, esperando mi turno para ser devorado. Quien lo diría, un moscardón como yo…

4 comentarios:

  1. Me he dado un buen paseo por tu blog, relatadamente magnífico. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Cambio "forzoso" de planes... quien sabe, alomejor la araña se enamora de él, que algunas son muy enamoradizas ;)
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  3. Pues nada, a esperar...

    Me gusta eso de cambio de planes, porque implica que si ya lo has hecho una vez y te has equivocado, lo puedes hacer de nuevo.

    Una abrazo, sin despedidas.

    ResponderEliminar
  4. Joder qué fuerte! Me quedo sin palabras! Solo espero que no tenga una muerte dolorosa!

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...