martes, 21 de mayo de 2013

Pensar sin tiempos, sentir sin prisa, crecer sin direccion


Apenas habían pasado unas semanas. El tiempo necesario para que el veneno comenzara a salir de su organismo y se fueron notando los efectos. Comenzó a pensar sin tiempos, a sentir sin prisa, a crecer sin dirección. Apenas habían pasado unas semanas desde que no iba a la fábrica a producir y, sin embargo, ahora se multiplicaban las producciones en su interior.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...