jueves, 1 de marzo de 2012

De pájaros y escopetas


- Uf, ¿Quién se lo dice? ¿Tú?
- ¿Yoooo? Ni hablar, ya sabes cómo se pone.
- Pues yo se lo dije ayer, no es justo.
- Venga hombre, tú tienes más tacto.
- Que va, no me vengas con esas ahora, que con ese cuentito me la cargo yo siempre.
- Pues yo no me atrevo, que tengo las espinillas llenas de moratones.


Pasan dos horas…


-Venga ya hombre, que ya  es muy tarde, habrá que decírselo.
- ¿Tú crees? ¿Y si dejamos que se duerma y así no tenemos que decírselo?
- Todos los días nos pasa lo mismo. ¡Ya no lo soporto más, se lo diré yo!


Se acerca con sigilo. Con las manos entrelazadas sobre el pecho  y la espalda algo encorvada le dice muy bajito…



- Cariño mío, es la una de la madrugada, mañana tienes cole, vamos a apagar la tele para que te acuestes.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...