martes, 11 de enero de 2011

Bolas

Su partida causó el mismo efecto que la primera bola de billar. De un golpe las dejó desorientadas y con mucho dolor...

6 comentarios:

  1. La primera bola de billar se mueve por el empuje del taco, que suele ser ejecutar una decisión. Las consecuencias no siempre son previsibles.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Vaya! Me has dejado desorientada, me parece muy visual el micro, realmente algunas partidas son así.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. RELATA...
    Si es que cuando un amigo se va... nos deja a cada uno a su bola...
    Salu2.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, en realidad aqui me refería a mi padre y así fue exactamente como nos dejó, desorientadas y con mucho dolor. Pero hay que seguir jugando nuestras propias partidas y seguir chocándonos con otras bolas pero con cuidadito para no causar ni causarnos dolor. Buenos bolitas, a rodar.

    ResponderEliminar
  5. No nos preparan para aceptar las pérdidas.
    Un beso, Ana

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón Torcuato, nuestra cultura es de las peores para eso... Aunque yo creo que el error está en verlo como una pérdida.
    Mas besos.

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...