miércoles, 23 de octubre de 2013

Miedo a la oscuridad

La conversación se estaba dilatando más de lo previsto.

-Es que por la noche tengo miedo.

-Pero ¿qué te da miedo?

-La oscuridad, tú también tenías miedo ¿no te acuerdas? prefiero dormir contigo.

-Es que no puedes, eres demasiado grande.-
dijo el niño sacando a su padre de la cama.

lunes, 7 de octubre de 2013

Blancas, dulces y frescas



     Desde el suelo, en el que ahora se apoyaba, miró hacia arriba y vio cuan  blancas, dulces y frescas podían llegar a ser. Con la boca hecha agua, metió la cabeza entre ellas, tratando de abrirse paso suavemente. Le parecían tan frágiles. Temblorosas por las cosquillas de su bigote, las botellas de leche  dejaron paso al gatito. 







domingo, 29 de septiembre de 2013

jueves, 4 de julio de 2013

Mujer árbol



Nadie sabe cómo ni por qué sucedió. Lo cierto es que un día cogió sus tijeras de podar y mutiló sus propios brotes. Sus heridas comenzaron a sangrar por viejas cicatrices. Cuando reparó en los daños se asustó. Fue como salir de un sueño profundo. Esta vez hizo algo distinto. Se vistió de perseverancia y recogió despacito su propia savia, guardando cada gota de dolor. Cuando dejó de manar se la llevó a la vieja anciana de la aldea. Ella sabría qué hacer con todo  lo derramado. Mientras esperaba sus consejos miró el recipiente y su rostro se vio reflejado en el líquido extraído. En ese momento se juró a sí misma que esta sería la última vez.

martes, 21 de mayo de 2013

Pensar sin tiempos, sentir sin prisa, crecer sin direccion


Apenas habían pasado unas semanas. El tiempo necesario para que el veneno comenzara a salir de su organismo y se fueron notando los efectos. Comenzó a pensar sin tiempos, a sentir sin prisa, a crecer sin dirección. Apenas habían pasado unas semanas desde que no iba a la fábrica a producir y, sin embargo, ahora se multiplicaban las producciones en su interior.

lunes, 29 de abril de 2013

Tu piel



El roce de su piel dejó tras de sí un escalofrío que consiguió poner en pie todo su vello y también su corazón.

martes, 16 de abril de 2013

Abrasador


 Cada paso era fundamental. Avanzaba arrastrándose con gran dificultad. Apenas levantaba polvo a pesar de lo árido del terreno. Despacio, paso a paso, paso a paso... Las fuerzas le flaqueaban, sin agua y sin alimento desde hacía días. El sol brillaba en lo alto, abrasando todo lo que le rodeaba, incluida su carne que cubría con unas telas que apenas podían cobijarlo. El sonido de un ave le hizo levantar la mirada y antes de que pudiera recuperar la postura, cayó.

        Cuando volvió a abrir los ojos la oscuridad lo inundaba todo. Tuvo que hacer esfuerzos para deshacerse de la sensación que le oprimía el pecho, y al fin respiró profundo. Sacudiéndose la desorientación reconoció su habitación. Aquel sueño se había vuelto a repetir y también las quemaduras en su piel.

martes, 22 de enero de 2013

Caminos


   En algún lugar entre tu casa y la mía, habita mi alma que deambula. 

     Mi hogar existe en ese espacio intermedio.  En ese seguir siendo cada uno y también juntos. Como la mezcla efímera que resulta de batir aceite y vinagre, líquidos tan distintos  que también saben juntarse.

 En algún punto intermedio habito, transitando caminos que fusionan esencias y diferencian olores.
      

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...