domingo, 28 de octubre de 2012

Decisión




         
         Cuando lo miró una leve punzada se instaló en la boca de su estómago. Se acercó despacio y lo tomó entre sus manos, agarrándolo con suavidad. Pasó con delicadeza su nariz por él. Sólo ella era capaz de distinguir ese olor que tanto le gustaba y que asociaba con el verano. No con poca tristeza buscó las fuerzas, dio media vuelta, cerró la puerta y lo dejó allí, colgado. Su vestido favorito esperaría algunos meses antes de volver a rozar su piel. El otoño había llegado.

viernes, 26 de octubre de 2012

Anhelo


En cada poro de mi piel habita el anhelo de que tu aliento se vuelva a derramar en lo más profundo de mi alma.




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...