Translate

miércoles, 18 de octubre de 2017

Chispazos

     Por fin a solas. Frotó sus manos en aceite. Iba a poder tocar su cuerpo regalándole el prometido masaje que tanto anhelaban los dos. 

    Al acercar las manos a su espalda un chispazo les sobresaltó. Ella lo interpretó como una señal, él también. Ella pensó que no era un buen empezar recibir aquel calambre al primer contacto. Él pensó que si esto era así sin apenas tocarse, como sería cuando se abrazaran y se erizó impaciente. Ella salió corriendo para evitar futuras descargas desagradables. Él se vistió desconsolado, pensando en qué había podido motivar su huida. 

     En realidad solo era un fenómeno electrostático que hace que circule  corriente eléctrica repentina y momentáneamente entre dos objetos de distinto potencial eléctrico. 

Problemas de interpretación...

viernes, 18 de agosto de 2017

Bonita

     Nació bonita. Una bebe sonrosada, de cabellos rubios ligeramente ondulados. Fue creciendo con el arrullo de carantoñas y palabras lindas que exaltaban su hermosura. Y en verdad lo  era.

     La bebé se transformó en una nenita a quienes todos querían tocar. Sus mejillas eran el blanco de todos los pellizcos y llovían piruletas y helados de familiares y amigos. Se acostumbró a ser el centro de atención en todas las reuniones y a que todos sus deseos se materializaran al instante. 

     La nena se transformó en jovencita. En esta edad desplegó todos sus encantos, su larga melena le cubría la espalda y embelesaba a cuantos pasaban a su lado. Nunca le faltó ayuda, puesto que su sola presencia dejaba abobados a los jovencitos que la pretendían. 

     La jovencita se transformó en mujer. Se podía contemplar la plenitud de sus atributos. Mujer de caderas proporcionadas y pechos desafiantes. Su rubia cabellera ahora algo más corta brillaba radiante, suave, sedosa.  Era totalmente consciente de que todos y algunas soñaban con una noche entre sus piernas.

     La mujer se transformó en señora. Comenzaron a surcar su rostro unas marcas que no lograba aceptar. ¿Cómo era posible que su cara perdiera belleza? Le declaró la guerra a la comida y se encomendó a "San Bisturí". Siempre hay algo que retocar, ácido hialurónico por aquí, prótesis por allá, liposucciones, pigmentaciones... Las visitas a la clínica se convirtieron en una rutina más de su vida. Es el único lugar donde  siguen diciéndole que es una mujer muy atractiva.  

     Ahora en su nuca se enreda un moño del color del sol en el otoño. Cabellos  que ella se encarga de pintar cada 20 días en la soledad del baño de su casa. La señora pasea por delante de obras esperando que algún peón levante la vista y le regale un piropo, da igual que sea refinado o de lo más grosero, eso la llena de vida. La última operación tuvo la culpa. La señora no se transformó en anciana.

lunes, 17 de octubre de 2016

París

     Amanece y aunque la mañana se presenta perezosa, hoy es el día de la despedida. 

     Nos habíamos reunido en otra ciudad. Esta vez tocó París. Tú vivías por el mundo moviéndote, incansable, de un lugar a otro en tus locos esfuerzos por encontrar tu sitio, tu camino. Yo iba a tu encuentro allí donde fueras, aunque habitaras en mí hacía años. 

    Nuestros últimos minutos pasaron mirando cómo pequeños trazos de agua recorrían los cristales. Llovía fuera, también dentro.

   Te miré, faltaban poco para el adiós. Te brindé mi alma y me dijiste: yo la abrazaré bien fuerte y la llevaré conmigo.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Hijos de madera



     Cuentan las voces populares que, lleno de satisfacción, escogió el lugar más visible de la comarca para plantarlos. Fueron nueve. Uno por cada hijo que tuvo. Nueve hijos varones que abandonaron el hogar tratando de burlar la miseria. Ahora son esos nueve hijos de madera los que cobijan su vejez. Los otros, los de carne,  nunca volvieron.


sábado, 14 de marzo de 2015

Noctilucas



     Las Noctilucas son pequeños organismos que habitan los océanos. Diminutos seres que emiten luminiscencias cuando sienten la estimulación del movimiento del mar. Así, responden con belleza ante su arrullo durante las bonanzas o sus sacudidas durante las tempestades.

 Estas minúsculas formas de existencia arrojan luz y enseñanzas a mi camino. 

         Están, existen, viven, son sin otros anhelos, empleando su medio para brillar más en momentos de marejada. Estas formas de existencia, por su naturaleza, son incansables destellos de luz y  no esperan halagos por tal espectáculo. En su labor resultan bellas, quizás sea por esa  ausencia de pretensión.  

Ser es suficiente. 

miércoles, 23 de octubre de 2013

Miedo a la oscuridad

La conversación se estaba dilatando más de lo previsto.

-Es que por la noche tengo miedo.

-Pero ¿qué te da miedo?

-La oscuridad, tú también tenías miedo ¿no te acuerdas? prefiero dormir contigo.

-Es que no puedes, eres demasiado grande.-
dijo el niño sacando a su padre de la cama.

lunes, 7 de octubre de 2013

Blancas, dulces y frescas



     Desde el suelo, en el que ahora se apoyaba, miró hacia arriba y vio cuan  blancas, dulces y frescas podían llegar a ser. Con la boca hecha agua, metió la cabeza entre ellas, tratando de abrirse paso suavemente. Le parecían tan frágiles. Temblorosas por las cosquillas de su bigote, las botellas de leche  dejaron paso al gatito. 







jueves, 4 de julio de 2013

Mujer árbol



Nadie sabe cómo ni por qué sucedió. Lo cierto es que un día cogió sus tijeras de podar y mutiló sus propios brotes. Sus heridas comenzaron a sangrar por viejas cicatrices. Cuando reparó en los daños se asustó. Fue como salir de un sueño profundo. Esta vez hizo algo distinto. Se vistió de perseverancia y recogió despacito su propia savia, guardando cada gota de dolor. Cuando dejó de manar se la llevó a la vieja anciana de la aldea. Ella sabría qué hacer con todo  lo derramado. Mientras esperaba sus consejos miró el recipiente y su rostro se vio reflejado en el líquido extraído. En ese momento se juró a sí misma que esta sería la última vez.

martes, 21 de mayo de 2013

Pensar sin tiempos, sentir sin prisa, crecer sin direccion


Apenas habían pasado unas semanas. El tiempo necesario para que el veneno comenzara a salir de su organismo y se fueron notando los efectos. Comenzó a pensar sin tiempos, a sentir sin prisa, a crecer sin dirección. Apenas habían pasado unas semanas desde que no iba a la fábrica a producir y, sin embargo, ahora se multiplicaban las producciones en su interior.

lunes, 29 de abril de 2013

Tu piel



El roce de su piel dejó tras de sí un escalofrío que consiguió poner en pie todo su vello y también su corazón.

martes, 16 de abril de 2013

Abrasador


 Cada paso era fundamental. Avanzaba arrastrándose con gran dificultad. Apenas levantaba polvo a pesar de lo árido del terreno. Despacio, paso a paso, paso a paso... Las fuerzas le flaqueaban, sin agua y sin alimento desde hacía días. El sol brillaba en lo alto, abrasando todo lo que le rodeaba, incluida su carne que cubría con unas telas que apenas podían cobijarlo. El sonido de un ave le hizo levantar la mirada y antes de que pudiera recuperar la postura, cayó.

        Cuando volvió a abrir los ojos la oscuridad lo inundaba todo. Tuvo que hacer esfuerzos para deshacerse de la sensación que le oprimía el pecho, y al fin respiró profundo. Sacudiéndose la desorientación reconoció su habitación. Aquel sueño se había vuelto a repetir y también las quemaduras en su piel.

martes, 22 de enero de 2013

Caminos


   En algún lugar entre tu casa y la mía, habita mi alma que deambula. 

     Mi hogar existe en ese espacio intermedio.  En ese seguir siendo cada uno y también juntos. Como la mezcla efímera que resulta de batir aceite y vinagre, líquidos tan distintos  que también saben juntarse.

 En algún punto intermedio habito, transitando caminos que fusionan esencias y diferencian olores.
      

domingo, 9 de diciembre de 2012

Constelaciones

No se en qué punto estamos o qué universo es el tuyo ahora, pero de vez en cuando tus constelaciones toman alguna de mis estrellas para mezclarse dibujando felicidad.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

      Quienes la conocieron,  guardaban una imagen suya bien distinta a la triste estampa que ahora se paseaba ante sus ojos. Era una mujer esbelta, elegante, con unos andares despreocupados y algo provocativos. Sin embargo, en cuestión de poco tiempo todo cambió. Cuando el amor abandonó su cuerpo, el alma se le dobló como un papelito. Finalmente, sopló el viento y se la llevó. 

martes, 13 de noviembre de 2012

¿Quién eres tú?



- ¿Quién eres tú? Le espetó mientras masticaba lentamente su cena.
Su mujer lo miró con los ojos vidriosos. Aún no podía creer lo que había sucedido. Tantos años compartidos y ahora su esposo no recordaba nada. 
Tratando de encajar su nueva situación, lo contempló mientras terminaba de comer y se recostaba en la cama del hospital, dolorido por las magulladuras.
En aquel momento ella rezó, y lo hizo con todas sus fuerzas, para que la amnesia, tras el accidente, también hubiera borrado los golpes que él cada noche le propinaba.



jueves, 1 de noviembre de 2012

Ella

      Rugía, se quebraba y gritaba derramando su bravura. Luego sopló fuerte como queriendo borrar todas las marcas de su existencia. Cuando hubo desahogado su furia, trató de serenarse. Al final sólo quedaron pequeñas gotitas de lluvia, tan ligeras, que parecían flotar en el aire.
      La tormenta había pasado.