sábado, 2 de octubre de 2010

Estatuas de cera

Sabían perfectamente cómo permanecer juntos sin despertar sospechas en el otro. Habían aprendido el arte de camuflar sus pasiones, de borrar todo indicio de interés. Sus ojos, repletos de curiosidad, se limitaban a robar furtivos un segundo de sus anatomías y cuando se cruzaban se disfrazaban de amistad. Sin embargo, si alguien hubiera podido fotografiarles por dentro, eran como estatuas de cera que se derretían lentamente cuando se tocaban.

8 comentarios:

  1. Es una lucha constante... que se dejen llevar!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Coincido con Su ¿Oor qué no dar rienda suelta? Que sean felices

    ResponderEliminar
  3. Dejarse derretir lentamente a una buena candela.
    Suena a principio más que a final.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Algún motivo tendrán para ocultarlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me encantaría encender la vela, pero eso es algo que solo les compete a ellos.
    Precioso cuento

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que hay muchas formas de vivir la vida. Hace poco lei un libro que decía que en la vida, el sexo y el amor hay que ser valientes. Anoto, anoto.
    Besitos a todos-as, gracias por pasar por aqui, me encanta leer los comentarios.

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...