jueves, 14 de octubre de 2010



Pobrecito, dijeron. Una carcajada resonó entre las maderas del ataúd.

7 comentarios:

  1. Si, muchas veces cuando alguien muere la palabra más oída es "pobrecita/o" y no sé, quizá estén mejor allá donde están, no?
    La foto es genial!!!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Quizás cuando das el salto y descubres lo que te espera pienses: "Pobrecitos ellos que tienen que esperar para venir aqui"
    Abrazos para ambos!!!

    ResponderEliminar
  3. ...Claro, la risa de la calavera.

    Buenísimo, Relata. ¿Sabes?... bueno, nada.

    ResponderEliminar
  4. De la familia palmera, supongo.
    Un gusto, soy amigo de la casa.
    Te enlazo desde mi blog.
    Un cordial saludo,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  5. Si. Aunque la familia va aumentando porque oigo hablar mucho de ustedes a Su y Anita Dinamita. Gracias por pasar por aqui. Me presento, yo tambien me llamo Ana.
    Saludos desde esta roca en medio del mar.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu comentario Kum, es muy divertido.
    Un abrazo XXL

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...