jueves, 14 de octubre de 2010


Cada noche, cuando regresaba, se encerraba a solas a escribirse a sí misma.

7 comentarios:

  1. Ya veo ya... ni paseíto ni charleta, esto es un vicio guapa
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Seguro que tenía el alma ya completamente tatuada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Anita, estoy moviendo muebles, tu sabes.
    Bicefalepena, la vida va tatuando cositas en el alma. A veces elegimos lo que se tatua y a veces no. ¿No crees? Lo bueno es que no tiene dimensiones y podemos seguir escribiendo y escribiendo...

    ResponderEliminar
  4. Escribirse es una buena manera de decirse cosas que uno se resiste a oir.

    Muy lindo, Relata.

    Un beso tatuado.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Kum. La verdad que escribir ayuda mucho a ordenarse y para crear/vivir otros mundos. Besitos para ti tambien.

    ResponderEliminar
  6. Cada noche, escribir, leer, aprender a comentar, compartir pensamientos con posibles amigos, ilusionarse... crecer.
    Ser la voz de alguien que pasa por aquí y lee.
    :)

    ResponderEliminar
  7. Que bien Cartaphilus, yo tambien te visitaré ahora que te he descubierto. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...