lunes, 18 de octubre de 2010

¡Ave María Purísima!
¡Dios mío!
¡Madre del Verbo!
¡Ay Virgencita!
¡Madre del Amor Hermoso!
Tras asistir un año a clases se dio cuenta de que se había vuelto religiosa. Así "funcionaba" el sistema educativo...

7 comentarios:

  1. :-D. Es que con estos críos...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. To se pega... menos la hermosura... dicen...
    Salu2.

    ResponderEliminar
  3. Torcuato, en realidad es una critica al sistema educativo. Ojala aprendieramos de los crios un poco, bueno, antes de contaminarlos con nuestros vicios de personas "adultas". Supongo que a los contaminados te refieres. Je,je.

    Dyhego, no te habia visto por aqui. Voy a darme un saltito por tu blog. Gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  4. A mi me pasa cuando voy a reuniones del AMPA (si le pusieran la H antes no pasaría nada), del profe, etc, y eso que han cambiado mucho las cosas... mi madre decía "esas reuniones te dejan con la cabeza caliente y los pies fríos" pero aquéllo era en Madrid :) aquí los pies igual de calientes!
    siempre puedes pasarte al ¡Cáspita! ¡Caracoles! ¡Lo que hay que oír! ¡Chúpate esa mandarina!
    Un abrazo

    O "galusgui" palabra de verificación, chula, eh?

    ResponderEliminar
  5. Vale Ana, pues me pasaré al: ¡Caramba! ¡Hay que ver! ¡Por favor! Aunque le resta un poco lo que realmente me inspira que es INDIGNACION.

    Por cierto, Dyego, ya se quien eres. Del blog "Errante fugacidad". Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Me declaro devoto, soy un fanático de tu religión.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Lo mejor es no olvidarse de poner las gafas de madera y las orejeras para que los chavalines no se llenen de conocimientos tan tan tan profundos...

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...