lunes, 1 de noviembre de 2010

Abrazos




Acaban de tocar en la puerta. Abro y me doy de bruces con él. Me detengo y lo siento. Es tu abrazo. Y pensar en todos los reproches que te hice. Pensé que no me lo habías enviado. Lo que sucedió fue que se demoró por el camino.

6 comentarios:

  1. Quédate con el y no le des más vueltas, que lo que se da, no se quita...
    Abrazos, éstos sí que todos para tí.

    ResponderEliminar
  2. Mmm, qué bonito ha quedado el blog, me encanta!!! ahora sí parece tu casa!
    Y ahí va mi abrazo que se enlaza con el tuyo por la vida.

    ResponderEliminar
  3. Cómo está el correo últimamente... Ja, ja, ja.

    ResponderEliminar
  4. Anita, esta noche me das ese abrazo, que me has hecho "el cuerpo" agua, ja, ja.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta el relato y la frase de tu último comentario me has hecho el cuerpo agua. Alguna vez oí que alguien contaba que bebía tanto vino por un abrazo que no llegó...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Mmmm, soy abrazomana!!! Tengo buenos/as maestros/as.

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...