miércoles, 3 de noviembre de 2010

Correr




Corrió tanto y tan rápido que, de pronto,
se vio de espaldas ante sí.

7 comentarios:

  1. Pues sí que corrió...

    El mío aún lo sigue haciendo.

    Abrazos lentos

    ResponderEliminar
  2. Consiguió escapar de si mism@ y sus ataduras

    ResponderEliminar
  3. Huyendo de sí mismo se terminó encontrando.
    Paradójico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Y se dio la espalda a sí mism@ con tanta carrera, vaya!

    ResponderEliminar
  5. Uf, cuantas lecturas... me gusta leeros. Abrazos sin prisas!!!

    ResponderEliminar
  6. Es como aquel arquero que se mató a sí mismo.

    Un beso de frente.

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...