lunes, 7 de octubre de 2013

Blancas, dulces y frescas



     Desde el suelo, en el que ahora se apoyaba, miró hacia arriba y vio cuan  blancas, dulces y frescas podían llegar a ser. Con la boca hecha agua, metió la cabeza entre ellas, tratando de abrirse paso suavemente. Le parecían tan frágiles. Temblorosas por las cosquillas de su bigote, las botellas de leche  dejaron paso al gatito. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...