martes, 21 de mayo de 2013

Pensar sin tiempos, sentir sin prisa, crecer sin direccion


Apenas habían pasado unas semanas. El tiempo necesario para que el veneno comenzara a salir de su organismo y se fueron notando los efectos. Comenzó a pensar sin tiempos, a sentir sin prisa, a crecer sin dirección. Apenas habían pasado unas semanas desde que no iba a la fábrica a producir y, sin embargo, ahora se multiplicaban las producciones en su interior.

2 comentarios:

  1. Que no se entere Rajoy, que le sube los impuestos por producir mucho...
    Salu2, Relata.

    ResponderEliminar
  2. El tiempo correcto de las cosas, solo ese da frutos. Abrazos. Manuel

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...