sábado, 17 de septiembre de 2011

Pastando







Aparentemente felices vivían pastando en campos que les eran cedidos para su alimento. Su señor era quien decidía, siervos de estómago y mente.

3 comentarios:

  1. Una pedazo de metáfora... mientras no lo sepan serán felices, así que... que nadie se lo diga.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Me estoy imaginando la textura de las astas. Parecen de terciopelo. :)

    ResponderEliminar
  3. Pues sí Anita, habemos muchos/as pastando por esas praderas ficticias... Sólo cuando la hierba escasea nos damos cuenta de quien manda.

    La verdad es que los ciervos/as son animales preciosos. Bellisimos. Un beso Montse.

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...