viernes, 11 de febrero de 2011

Riiiiiing

Cada día te llamo varias veces. Te hablo, te cuento, te pregunto... Tu presencia en mi vida es cotidiana. Al caer la noche soy más insistente en mis reclamos, pero algo ocurre. No entiendo tus motivos pero casi nunca respondes. No logro que te comuniques conmigo y mis palabras se convierten en un monólogo. Pareciera como si una muralla nos separara, aunque yo te sienta cerca, viviendo dentro de mí.
Definitivamente tengo que utilizar otros cauces, la telepatía no es lo nuestro.

6 comentarios:

  1. Como bien dices es cosa de dos, así que si el otro no está por la labor te va a tocar intentarlo durante muuuchas noches más.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Seguro que es más efectivo cantar una canción a su oído.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ja ja, me lo había tomado en serio, estaba a punto de llorar pensé que estaba muerto.
    Discá su número!

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Jo con lo romántica que es la telepatía y las conexiones alma-alma. Si el personaje llama se perdería...
    Besitos y abrazos telepáticos!!!

    ResponderEliminar
  5. Ja,ja,ja,ja... buenísimo final, Relatadamentemía. Cambia el sentido de todo el micro, le da fuerza, humor... sentido.

    Besos telepáticos.

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...