Translate

lunes, 14 de febrero de 2011

No me culpes...

No me culpes por no regalarte nada hoy. No, no me he olvidado, se perfectamente que hoy es San Valentín. Lo sé y también sé que entrarás por la puerta con un regalo y una sonrisa. No me culpes por no sentir igual que tú este día, por no corresponderte con un beso. No puedo, ayer ahogaste mi amor con golpes cuando llegué tarde.

11 comentarios:

  1. Pues hoy le caerán unos cuantos más por no tener regalo, por no corresponder, por no ser suya...
    Cuantas parejas así estarán hoy celebrando San Valentín como si nada...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Si es que no hay que dar lugar a eso.
    Al primer desdén, mandarlo a paseo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  3. Es duro, pero tienes razón Ana, cuantas parejas estarán hoy celebrando esa hipocrecía...
    Estoy contigo Dyhego, una mirada es suficiente para darse cuenta. Si es que se quieren dar cuenta.
    Besitos con amor respetuoso.

    ResponderEliminar
  4. No debería quedarse y mucho menos dando explicaciones. La próxima podría matarla. Ojalá tu personaje se salve.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Casi está pidiendo perdón, ¡ummmm!, conozco el tema, por desgracia, desde muy cerca.
    Nadie puede hacer nada hasta que élla no reaccione.
    UN SALUDO.

    ResponderEliminar
  6. El amor se cuida día a día, sino no es amor.

    ResponderEliminar
  7. Lo peor de todo es que espera su llegada... Cuánta lucidez por una parte, y cuánta ceguera por otra!
    Qué bueno que le dieras "la vuelta" a San Valentín para mostrar otra de sus caras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Patricia, espero que poco a poco se vayan dando cuenta, hombres y mujeres que esa no es la mejor manera de relacionarse. No es nada sano.

    Tortu, que pena que lo hayas tenido que vivir de cerca, la verdad es que ella debe reaccionar y cuando lo haga encontrar apoyos cerquita para poder alejarse. Sobre él, se requiere mucho trabajo para un cambio de mentalidad, pero no hay nada imposible.

    Manuel tienes razón, minuto a minuto.

    Belén, comparto lo de la ceguera, tristemente real.

    Besitos para todos y todas con mucho amor del bueno, del que no te poda, sino que te hace crecer.

    ResponderEliminar
  9. Qué fuerte,... qué triste,... qué cierto a veces.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Abrazos suavitos, alegres y siempre ciertos.

    ResponderEliminar
  11. Es triste, pero no es más que una descripción de la realidad.
    No creo que sea tan fácil ver que te vienen los palos, la indiferencia, las humillaciones, sin voluntad es muy complicado tener iniciativa. Y los que lo podríamos ver, llevamos tiempo siendo tan respetuosos con las vidas de los demás que no queremos darnos cuenta ni de las evidencias.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Tus palabras...