lunes, 21 de febrero de 2011

Ciudad




Ayer cuando salí a la calle vi un arcoiris enorme que surcaba el cielo.
Se me cortó la respiración, porque era igual que los del pueblo. Al fin algo que no habían podido modificar…
Me sentí muy sola, allí plantada en medio de la avenida, contemplando esa maravilla y sintiendo los empujones de la gente a mi alrededor.

5 comentarios:

  1. No lo pueden modificar, ni empañar, ni robar.

    Un beso amiga

    ResponderEliminar
  2. ¿Cómo es posible que seas la única persona que lleva los ojos abertos en toda la avenida?

    Un abrazo luminoso

    ResponderEliminar
  3. A mi me pasaba en la facultad con el atardecer... recuerdo que la gente iba mirando hacia abajo, perdiéndose el espectáculo, cada día!!! Y yo casi no me podía creer la suerte de ver algo tan maravilloso en plena ciudad.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Parece un texto de Galeano... Anita, eres lo más!

    ResponderEliminar
  5. Hay que pararse frente a la belleza y dejarse sorprender.

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...