sábado, 25 de septiembre de 2010

Luces

Crecía empeñada en tocar el cielo. A veces su afán por estirarse hacía que titilara como los astros, pero no lograba despegarse del pabilo que la sostenía. La llama siguió dando luz y calor, aunque siempre supo que su misión era otra. La de subir a reunirse con otras luces que la guiaban y sin darse cuenta, ella se convirtió en guía.

13 comentarios:

  1. Quizás su misión era simplemente brillar. Cuando brillara con luz propia, ya sería una guía.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. "no lograba desprenderse del pabilo que la sostenía" tremenda frase!!!
    Seguro que te has quedado mirando una vela un largo rato, eh?
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. No digo mi interpretación personal. Simplemente mágico.
    Un beso Reltu.

    ResponderEliminar
  4. Creo que el anhelo de tu luz nos es común a todos. No así su destino, ése fue su provilegio.
    Felicitaciones, bellísimo

    ResponderEliminar
  5. Lindo relato. Ha sido como sentarme en casa. Siempre tengo una vela encendida. Ahora la miro.

    Precioso.

    Un beso de lunes.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Precioso y delicado como esa llama que un viento puede apagar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Me pareció muy bien escrito y delicado. Muy tierno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me alegra que les guste a Patricia, Cartaphilus y Angeles. Todos tenemos un fueguito de esos dentro.
    Torcuato, interpretalo si te ape, me gustaria leerte.
    Kum, yo tambien tengo velitas siempre, son mis guias por la noche cuando se pone el sol.
    Bicefalepena, siempre somos protagonistas de nuestra historia, desde que nacemos la vamos escribiendo.

    ResponderEliminar
  11. Vuelvo por la votación, delicadísimo micro, un gusto leerlo.

    ResponderEliminar
  12. Precioso. El tiempo y la experiencia hacen que pasemos a ser los protagonistas de la historia, sin apenas darnos cuenta.

    Un abrazo.

    He corregido una falta incorregible, por eso suprimí mi anterior comentario.

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...