Translate

domingo, 11 de diciembre de 2011

Desde el principio de los tiempos

Desde la lejanía el tiempo venían amándose en secreto. Encorsetados en el miedo al qué dirán, principalmente del otro, el sentimiento fue creciendo como el vapor dentro de una olla. Era un amor lejano, profundo y explosivo que no entendían de donde procedía. Quizás si hubieran sabido que su historia se fraguó siglos atrás le hubieran dado rienda suelta, entregándose a su destino, que jugaba con ellos escogiendo personajes que les separaban.

Eso les ocurrió en  América, cuando aún no habían sucedido los grandes desastres en sus pueblos, nacieron en etnias distintas y estuvieron llamados a no mezclarse. Desde que se vieron supieron reconocerse. Siglos después volvió a suceder en la vieja Europa. Eran tiempos convulsos. Nacieron en familias encontradas y no gozaron de la tranquilidad para vivir el amor. Él, comprometido con fuerzas que le estallaban por dentro participó en la toma de la Bastilla, y allí encontró el camino de vuelta que le proporcionaron sus heridas mortales. Ella llegó justo a tiempo de decirle que seguiría buscándole.

En este encuentro se sentaron las bases para sus nuevas vidas, recorriendo continentes, tiempos y vidas que se les escurrían sin dejarles vivir ese vínculo profundo.

En la que ahora les ocupa, tiempos confusos de vivir hacia afuera, en la vorágine del consumismo y la superficialidad, ya se han encontrado. El escenario es propicio y aunque sus vidas no gozan de la complicación de otras etapas, sus personalidades han sido trucadas para dificultar los encuentros. Ya se conocen y han probado estar juntos, saben que su amor viene de tiempos y encuentros lejanos, pero las barreras ahora son sutiles. Viven atrapados en tiempos de cárceles ficticias creadas para distraer a las personas de lo verdaderamente importante.

¿Lo conseguirán esta vez?


4 comentarios:

  1. Si lo desean de verdad, puede que lo consigan. Lo importante creo que es luchar por lo que amas, puede ser una persona, una idea, una tarde de lluvia, pero luchar por ello si lo deseas.
    Un abrazo luchador

    ResponderEliminar
  2. Si se han reconocido de verdad en esta vida lo conseguirán. Pero a veces los recuerdos son también sutiles, la llamada del alma confusa, juguetona, el alma no tiene prisa, no le importa nada el tiempo. ¿Cuántas vidas han pasado? ¿Cuántas veces te vi? ¿Dónde? No lo sé, sólo sé del presente, de mirar tus ojos intensamente ahora. Q dirá esa mirada? Se han encontrado sin velos esos ojos? Tal vez lo hicieran, sí, en el puente desde el que se ve la luna, o tal vez aún no se han llegado a encontrar de verdad. Ellos lo dirán, si están llamados a reunirse en estos tiempos, ni la más sutil trampa podrá despistarlos. Suerte! Y estad atentos...

    ResponderEliminar
  3. Relata:
    Yo creo que esta vez sí triunfará el amor.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Tus palabras...