lunes, 13 de febrero de 2012

Cartas de amor desde el invierno


Amor, como cada noche te escribo desde la distancia, envuelta en mis sábanas, desde mi cama que es mi refugio.

Las cartas se me amontonan y  no puedo salir a enviártelas, ya sabes lo de esta enfermedad mía que me impide el movimiento. Ésta dolencia del alma, que me diagnosticaron, la inseguridad. Y aunque pudiera hacerlo, de nada valdría, ya sabes lo que te quiero.

Las cartas que escribo se me amontonan, las otras, las que siento, las susurro desde cualquier lugar y momento, y te las envío confiando en que no se pierdan en los recovecos del mundo. Es como prolongar nuestras conversaciones, aunque no me escuches porque no estás aquí.

Hoy comenzó a nevar, aunque dentro de mí hiela hace semanas. Me sostiene la idea de que la vida está llena de ciclos y que el verano está allí en el horizonte. Da igual en qué fecha llegue, lo hará cuando pueda verte y tocarte. En invierno me encojo y se me arruga el alma. Amor, cada vez que te pierdo se me instala otro invierno.

10 comentarios:

  1. Con este frío las musas solo hablan de inviernos y soledades... pero sí, el verano y el horizonte están ahí, esperando.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida está llena de ciclos y lo bonito de vivir es ir saltando de uno a otro. El verano es mi estación favorita y siempre vuelve. Un abrazo calimoso.

      Eliminar
  2. Pero vendrá la primavera, seguro, Relata.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii, siempre hay primaveras y veranos y otoños y... eso es vivir, un ciclo. Más saludos para ti Dyhego.

      Eliminar
  3. Muy bonito... Se respira amor, aunque diría que también un poco de sufrimiento libremente elegido, o bastante... A mí, como siempre, me ayuda leerte, gracias por estos sorbos de realidad. Limón, relato y sal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque cada cual puede hacer su propia interpretación, que para eso son los relatos, en este el personaje habla del amor en general. De cuando se tiene y no se tiene el amor. Esa relación agridulce que tenemos con el. Es un poco lo que se ve en la pelicula "el lado oscuro del corazon". Duele amar sin ser amado, pero ¿Y lo lindo que es amar?
      Besitos y mas besitos.

      Eliminar
  4. vaya pedazo de ARTISTA esta hecha mi primita...

    he descubierto algo tarde este blog, esta faceta de mi prima Anita como la llamabamos de pequeña... ya tienes otro FAN de tu Blog

    cada relato tiene algo...de nuestra vida, del pasado o del mismo presente, siempre nos veremos reflejados en ellos...

    que este Blog navegue hacia adelante...
    besitosss

    ResponderEliminar
  5. Gracias Jesús, me has emocionado.
    ¡Andá! Que me llaman Anita desde pequeña, y yo el otro día pensando en por qué me llama la gente Anita si yo me presento como Ana... Si es que me viene de pequeña, jajaja. A ti recuerdo que te llamabamos Chichín. Y se me hace raro llamarte Jesús.
    Me alegra que te guste el blog, espero verte por aqui a menudo para navegar juntos.
    Un abrazo fuerte, fuerte.

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...