lunes, 17 de octubre de 2011

El estanque


       Cayo la primera piedra en el estanque de aguas oscuras. Se precipitó justo por el centro formando ondas que de inmediato tocaron los bordes y se voltearon para regresar al lugar de donde venían. Luego otra piedra y otra. Ya no parecía aquel recipiente de aguas pacientes que se renovaba con cada dula. Ahora era como un océano de olas que iban y venían.




       Pasaron algunos minutos y  fue regresando la calma. La superficie se fue alisando con la perfección que sólo corresponde al agua, para convertirse de nuevo en el espejo del cielo. Fuera nadie había advertido el cambio, pero por dentro, las piedras, aguardaban alojadas en el fondo.

8 comentarios:

  1. Si es que las superficies calmas esconden mucho... (Fíjate en tu vecina El Hierro).
    Espero que todo quede es un espectáculo de la naturaleza sin daños personales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Es precioso. El estanque, el reflejo, las piedras en el fondo... Me ha encantado
    Saludillos

    ResponderEliminar
  3. El agua es un espejo, y siempre hay que tener cuidado con los otros lados de los espejos.

    ResponderEliminar
  4. He sentido la soledad infinita de las piedras. ¿Hasta cuando en el fondo?.
    Por aquí se dice un refrán: "Líbreme Dios del toro manso que del bravo, ya me libro yo".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Dyhego, muchas gracias. Cierto, bajo una superficie en calma laten muchas cosas... En el Hierro de momento el volcán eligió el mejor sitio para salir. Lo mismo ocurrio en La Palma en el '71 con el Teneguía, busco el lugar más tranquilo para su erupción. Pero me queda pena de no poder ver uno de cerquita, para algo exótico que tenemos en las islas, jaja. Un beso y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Puck, celebro que te haya gustado la imagen... a mi los estanques me dan un poco de repelús, jaja. Sobre todo si son grandes y tienes vegetación. Y por aqui hay muchos. También recuerdo tardes de baños cuando era peque. Me traen cierto sabor agridulce a la memoria. Besitos nada estancados.

    ResponderEliminar
  7. Cyber... es interesante lo que te devuelven los espejos eh? Te has parado a contemplarte con la conciencia libre y mirando a esa persona que se refleja, sin pensar en que eres tu? Como si miraras a un extraño. En realidad somos semi-extraños para nosotros mismos, porque se descubre cada cosa... Un beso que reflejo aqui para que lo veas alla.

    ResponderEliminar
  8. Tortu, la verdad es que no me había puesto en el lado de las piedras, allí pacientes, esperando que algo remueva las aguas donde han sido arrojadas... Mmmm, interesante visión. Habrá que sugerirles que empiecen a romper las leyes de la física y naden subiendo, hasta que salten con las demás fuera. Te imaginas pasar al lado de un estanque y ver las piedras haciendo el camino inverso, estaria bien!!! Un besito para ti tambien Tortu.

    ResponderEliminar

Tus palabras...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...